Mirar el Brasil

Opinión Raúl Diez Canseco Brasil

Artículo de opinión de Raúl Diez Canseco para Expreso

El Perú comparte con el Brasil algo más que una línea de frontera amazónica de 2,995 kilómetros. Comparte la posibilidad real y latente de conectar el Atlántico con el Pacífico y de llegar al sudeste asiático con minerales, harina de pescado y alimentos a través de la carretera Interoceánica, que se potenciará con el futuro puerto de Chancay que a todo vapor vienen construyendo los chinos a una hora de Lima.

Independientemente de que se investigue a fondo la corrupción que significó la construcción de la supercarretera que une el sur del Perú con el suroeste brasileño, una mirada geopolítica indica que tenemos enormes posibilidades de, por fin, aprovechar esta relación de vecindad, de mutuo beneficio para ambos países.

El intercambio comercial entre Perú y Brasil superó el año pasado los US$ 4 mil 275 millones, siendo la balanza comercial favorable para nuestro gran vecino. Por cada dólar que exportamos, importamos 3 dólares. Pero no debemos pasar por alto que ese mismo año, Brasil se ubicó como el primer socio latinoamericano del Perú.

Nuestro país, qué duda cabe, debe sacar el mayor provecho a su condición de país bioceánico. Su ubicación geográfica nos convierte en un nexo natural para integrar la Hoya Amazónica. Cuando esté listo el Puerto de Chancay —inversión que bordea los US$ 3 mil 600 millones— será capaz de movilizar US$ 580 mil millones cada año debido al comercio entre China y América del Sur. Imaginen el impacto económico que significará atraer el 50 % de ese movimiento.

Para llegar al sudeste asiático Brasil utiliza actualmente las siguientes rutas: Puerto Santos – Canal de Panamá – Japón (22 mil 944 kilómetros). Puerto de Santos – Antártida – Japón (23 mil 650 kilómetros). Puerto de Santos – Océano Atlántico – Continente Europeo – Japón (22 mil 420 kilómetros). En cambio, conectar el Brasil a través del territorio peruano significa apenas 8 mil kilómetros. Agréguese a ello la ventaja de pasar de 45 a 22 días el desplazamiento de naves de Asia a Sudamérica, vía el puerto de Chancay.

También puede leer:

“Hay que capacitar a los agricultores para que también sean ganadores”

El Perú es la salida de los recursos naturales del Brasil al Pacífico. La producción agrícola y pecuaria más importante se encuentra en el centro-oeste del Brasil (soya, semillas oleaginosas y sus derivados, ganadería e industrias derivadas). Sabemos que el efecto de la invasión rusa a Ucrania prevé un crecimiento del PBI mundial entre 4 % y 3.6 % para los años 2022 y 2023, respectivamente. En esta etapa bélica, Brasil reforzó su comercio con Rusia. Le siguió vendiendo soja (37 % del total) y azúcar (21 %), sin que las transacciones entraran en colapso por la guerra.

Por nuestro lado, hemos cerrado el 2021 con más de US$ 8 mil 874 millones en agroexportación. En comparación al año anterior, los envíos de frutas, hortalizas y granos crecieron 18 %. Somos el cuarto proveedor de alimentos en Latinoamérica con el 8.6 % de participación, desplazando a Chile (8.4 %).

Si bien Latinoamérica viene creciendo, aún representa un porcentaje pequeño en la provisión de alimentos en el mundo (16 %). Será por eso que Josep Borrell, encargado de coordinar la política exterior de la Unión Europea, acaba de anunciar en Buenos Aires, Argentina, que, frente al avance del ingreso de capitales chinos a la región, la UE debe invertir en tecnología y capitales para aumentar la producción de alimentos de Sudamérica.

Por todos lados, las señales indican que tenemos un gran porvenir. La geopolítica y la geoeconomía se presentan provisorias. Lo que falta arreglar es la política.

Fuente: Diario Expreso, columna de opinión, martes 1 de noviembre de 2022

Categorías: Columna de Opinión
Etiquetas:

4 comentarios para “Mirar el Brasil

  1. De Cruzeiro do Sul a Pucallpa es más corto un ferrocarril para movilizar grandes volúmenes de mercadería. Este comentario relacionarlo con el comentario anterior.

  2. Él proyecto ferroviario Yurimaguas- Iquitos , se cruza demasiados ríos y comunidades. En cambio en la zona Tarapoto – Shambuyacu- Pampas del Inca-Contamana – Cruzeiro do Sul hay menos ríos y comunidades y una gran producción de Cacao, café, maíz,árboles frutales orgánicos, silvestres y zonas vírgenes cruzando la Cordillera Azul. Info: Jaime Paul Montero

  3. ¡ Excelente !
    Todos los que Gestionamos, dirigimos y representamos Empresas y emprendimientos tenemos la oportunidad de colocar en nuestra agenda de trabajo a futuro este punto tan importante para lograr resultados concretos en nuestras proyecciones de crecimiento.
    Como siempre felicito a Raul Diez canseco

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.