Belaunde hizo de la arquitectura una herramienta social

Reconocidos arquitectos destacaron que la construcción de las ciudades debe tener una orientación social, con rostro humano, y planificación que se anticipe a la explosión demográfica para tener ciudades ordenadas que brinden a las personas un espacio digno para vivir.

Durante el foro virtual «Revista El Arquitecto Peruano “Construyendo el Perú”», se analizó la importancia de contar con una oficina de planificación para diseñar las ciudades del futuro, donde el eje central sean las personas.

Al inaugurar el foro, el fundador presidente del Grupo Educativo San Ignacio de Loyola (USIL), Raúl Diez Canseco Terry, recordó que a lo largo de toda su vida profesional y política el expresidente Fernando Belaunde consideró el tema de la vivienda como base de la estructura social de la ciudad, porque lo que buscaba era la consolidación de la familia como institución fundamental de la sociedad.

También comentó que Belaunde fundó la revista El Arquitecto Peruano en 1937 y fue su editor durante 25 años, marcando un antes y un después en la profesión del arquitecto en el Perú. A través de sus publicaciones, Belaunde introdujo las nuevas corrientes que en esos momentos se desarrollaban en Estados Unidos y Europa: la vivienda social, el desarrollo urbano, la planificación del territorio, añadió.

Antonio Zapata, profesor de Humanidades de la PUCP y de la Facultad de Artes Liberales de la Universidad de Shanghai en China, destacó que Belaunde representó un nuevo viento de modernidad, especialmente para la clase media profesional.

Zapata también recordó que la revista El Arquitecto Peruano dio cobertura al censo nacional de 1940 y que con los resultados obtenidos se analizó la tasa de crecimiento poblacional y de las ciudades, especialmente de Lima, y se planteó una propuesta para guiar de forma ordenada el crecimiento urbano.

Para el decano de la Facultad de Arquitectura de la UPC, Miguel Cruchaga Belaunde, la revista fue un instrumento de los pobres, porque se editó pensando en la gente, para que conozcan el trabajo que realizaban los arquitectos y la importancia que tenía el ordenamiento y planificación en el desarrollo de las ciudades.

Belaunde no solo tuvo la cualidad de plasmar en la revista sus propuestas, sino que muchas de ellas las ejecutó, destacó Cruchaga, y recordó la creación de la Corporación Nacional de la Vivienda para hacer conjuntos habitacionales decorosos, con parques, juegos infantiles, etc., y a través de la cual se construyeron las unidades vecinales.

De igual forma, comentó la importancia que tuvo la Oficina Nacional de Planeamiento y Urbanismo para hacer planes reguladores y así anticiparse a la explosión demográfica y planificar el crecimiento ordenado de las ciudades.

La Cátedra Fernando Belaunde Terry es un espacio de análisis y reflexión online que permite plantear propuestas que integren el país y brinden posibilidades de desarrollo a los pueblos del Perú.

Etiquetas: