Un bono de retorno podría impulsar el emprendimiento de negocios por los desplazados en sus lugares de origen

El exvicepresidente de la República, Raúl Diez Canseco Terry, propuso un bono de retorno que sirva de capital semilla para un negocio y ayude a las personas varadas por la pandemia a reinsertarse en sus lugares de origen.

Cifras oficiales indican que hasta el momento más de 170 mil connacionales se han movilizado dentro del territorio nacional para regresar a sus lugares de origen, debido a la afectación que sienten por la paralización de la economía.

“Este es el momento de sumar esfuerzos con el Gobierno, por eso presentaremos un proyecto de ley que permita ayudar a estas personas con un bono, que sería canalizado a través del Banco de la Nación y fiscalizado por el Ministerio de la Producción”, comentó.

Diez Canseco destacó que este bono ayudaría a reducir el 70% de la informalidad del país, producto de la falta de trabajo. “Para garantizar la sostenibilidad de estos negocios la ley debe exonerar de impuestos por uno o dos años a estas personas y que el IGV vaya a sus cuentas personales para que puedan solventar sus necesidades básicas de salud o educación”.

Comentó que “muchas de estas personas dejaron sus hogares movidas por un anhelo de superación y producto de esta pandemia han quedado en el abandono, sin recursos para sostenerse, y es obligación de todos ayudarlos a retornar a sus hogares”.

Turismo de carretera

Para reactivar el turismo y salvar la infraestructura, Diez Canseco propuso lanzar un programa de exoneración tributaria durante un año y reinvertir en mejorar la oferta turística, así como impulsar el turismo por carretera, de cercanía, para ayudar a los pequeños promotores de turismo.

Fuente de la imagen: Andina

Categorías: Economía
Etiquetas: