“No antepongo mi candidatura a los intereses del país, viene un gobierno de reconstrucción”

David Pereda Z.

El empresario y político Raúl Diez Canseco revalúa su aspiración a tentar la presidencia por la pandemia y reflexiona sobre el Congreso y su partido.

– Este Congreso hizo recordar al anterior. ¿Coincide?

– La crisis sanitaria y económica muchas veces a los congresistas los hace asumir acciones desesperadas y se cae en errores. Hay 130 y solo 25 son de Acción Popular. El presidente del Congreso recibe opinión de todos los grupos para hacer la agenda.

– ¿Y cómo ve a su bancada?

– La elección fue imprevista, se hizo ‘un militante, un voto’, eliminaron la antigüedad partidaria, que vi como error…Y cero experiencia. Ese es el resultado.

– ¿Debieron elegir mejor?

– Lo elegido es lo que se tiene. Algunos son muy buenos, otros están aprendiendo y otros creen que la campaña continúa y piensan en el aplauso fácil.

– Cómo salir del entrampamiento, con un AP protagónico?

– Diálogo… De lo que hagan este Gobierno y este Parlamento resultarán las elecciones que vienen, que puede ser un desastre si seguimos enfrentados.

– Como aspirante a candidato presidencial, ¿cómo lo afecta la conducta de su bancada?

– Más que me afecte, como ciudadano vivo muy triste. Hemos tenido que hacer una campaña por oxígeno, por el horror de la pandemia. Y la situación económica es desbordante. No sé qué campaña, mensaje de unidad, de poner un equipo de primer nivel… El Gobierno, en el Bicentenario, será de reconstrucción… Y una muy compleja.

“Pienso que Forsyth y Del Solar serán actores sumamente interesantes. Ojalá el que fuera logre encontrar los consensos que el país necesita”.

– ¿Qué actividades con miras a su candidatura perfila?

– No puedo hablar de candidatura cuando está muriendo la gente. Ojalá haya grandeza de los peruanos de buscar consensos. Si no, el caos viene con todo.

– ¿Pero mantiene ese proyecto o evalúa suspenderlo?

– Tengo 72 años, el calendario no engaña. Tenemos que ver qué convenga más al país y no dividir más. Haremos lo que tengamos que hacer y sumaremos. Belaunde me enseñó a enfrentar, a sumar, no dividir.

– Entonces, ¿de todos modos daría un paso al costado?

– Significa ‘no hay decisión’.

– Lo había dado por hecho.

– Sí, pero de ahí vino la pandemia. Hay que ver quién es la persona, con el equipo mejor, que pueda lograr esa gran apertura de un país que no puede pensar en vivir más divididos.

– Fórmula donde usted no necesariamente sea candidato

– No lo dude. Belaunde me enseñó que el país no tiene que ver con una persona o grupo. Debe haber mucho desprendimiento. Yo no seré un escollo pero si al final, por el destino, hay que afrontar, no me correré.

– ¿Cómo ve los liderazgos de Forsyth y Del Solar?

– Interesantes. Forsyth ha hecho un gran trabajo, muy valiente, oportuno. Y Del Solar tiene mucha simpatía y recoge las del Gobierno. Serán actores interesantes. Ojalá el que fuera logre encontrar los consensos.

– ¿Los invitaría también a su partido como hizo Guzmán?

– Acción Popular siempre ha sido un partido abierto. Por ejemplo, el caso de Muñoz. A todos los que crean en la democracia, en la justicia social e igualdad de oportunidades, las puertas están abiertas.

– ¿Qué sabe de Barnechea?

– Está expectante. Es una de las grandes cartas de AP. Tiene ganas, que es lo más importante, y un respaldo en el partido. La decisión es de él.

 – En un momento se le vio volviéndose a acercar al APRA…

– A veces uno hace cosas por cariño y no medita consecuencias. Pero en el partido sabemos trabajar mirando adelante.

– ¿Usted ya no tiene ganas?

– Lo último que me quitarán serán las ganas. La diferencia sería que no antepongo mi candidatura a los intereses del país. Si quiero que se sume, no puedo ponerme delante de la suma.

– ¿Cómo lidia con el peso de los hechos que lo llevaron a dejar la vicepresidencia?

– El tiempo hace justicia. Fue una situación lamentable y la justicia lo mandó donde tenía. Es la política. No me amilana para seguir trabajando por el país.

– ¿Cómo sigue Respira Perú?

– Las cuentas siguen abiertas. En 9 días se logró más de 8 millones. Con el MINSA, se ve adónde hay que ir. Sabemos que la selva está muy golpeada.

Fuente: Diario La República, martes 14 de julio del 2020.

Categorías: Economía Política
Etiquetas: