Historia de éxito: “Servir en la Marina es un honor y un compromiso con tu país”

Ex vicepresidente de la República y actual presidente fundador del Grupo Educativo USIL, Raúl Diez Canseco Terry, de profesión economista y un marino por siempre; porque desde que vistió el uniforme de Grumete jamás se alejó de su añorada Marina de Guerra del Perú, con la que mantiene fuertes lazos de cooperación en el fomento de la conciencia marítima.

Sirvió a bordo del buque petrolero BAP Lobitos. Ser sobrino del presidente Belaúnde no le otorgó privilegios, por el contrario, agradece a su familia el haberle impulsado a servir a la patria; experiencia que le sirvió para conocer y amar al país.

¿Qué enseñanzas le dejó su paso por la Marina de Guerra?

Principalmente, la disciplina, la veracidad, la honorabilidad, la responsabilidad, la lealtad, el admirador de los valores de tu patria, y sentir un compromiso con tu país.

¿Qué recuerda de aquella experiencia?

Las noches de guardia en el puente y el vaivén de las olas. Una madrugada, nuestro buque colisionó con una embarcación pesquera y, en cuestión de segundos, la tripulación ocupó emplazamiento de combate. Fue máxima la capacidad de organización.

¿Considera que las carreras técnicas son una cantera que debe ser aprovechada por nuestra marinería?

Es una gran oportunidad, porque ahora la formación del marino es de alta excelencia y le va a permitir, una vez terminado su servicio, reinsertarse con gran futuro en el mercado laboral. Veo un campo excelente de formación en telecomunicaciones, logística, administración, entre otros.

Como emprendedor, ¿Qué necesita nuestra juventud para realizar sus sueños?

Primero, ser observador. Todos los seres humanos tienen en su ADN las posibilidades de triunfar en la medida que sean observadores de su entorno y sepan aprovechar las oportunidades.
Segundo, saber que el éxito es fruto de la constancia y sacrificio. Uno se puede caer muchas veces, pero tiene que levantarse.

Hoy, la marinería lucha contra el avance del coronavirus, ¿Cómo califica este compromiso?

Que siguen sumando honor a su institución y compromiso con la patria. Es también un homenaje fiel a los marinos que, en diferentes circunstancias a lo largo de la historia, dieron la vida en combate. Una vez más, en momentos de emergencia, de dificultad, la Marina pone el pecho, la mirada y la acción.

¿Cuál es la importancia de la familia que va a permitir llevar el conocimiento a como soporte emocional?

Toda. Porque si uno no tiene una familia tendrá la gran responsabilidad de afianzar que lo cobija, lo proteja, lo cuide, le dé este cambio. cariño y amor, no podríamos avanzar. Debo decir que, en mi estancia en la Marina aprecié grandemente a mi familia, qué supo inculcarme el cumplimiento del deber y acudir al llamado que me hizo la patria en un momento que correspondía.

La pandemia en el mundo y en el Perú está dejando muchas lecciones. ¿Qué rol tienen los jóvenes de cara al futuro?

Estamos ante una nueva era. Un mundo que cambió vertiginosamente y los jóvenes son sus grandes actores, porque la primera la transformación es la tecnología, la digital, la que nos elimina todas las fronteras, la que va a permitir llevar el conocimiento a todos los rincones del país. Los jóvenes tendrán la gran responsabilidad de afianzar este cambio.

En ese contexto ¿Cómo revalorar el papel de la educación para estar a la vanguardia en ciencia y tecnología?

Yo considero que ha nacido una nueva moneda y no ahora como consecuencia del coronavirus, sino con el desplome de La pandemia en el mundo y en el Perú muro de Berlín, con el fin de la Guerra Fría. La moneda circulante en este nuevo mundo no es el dólar, el yen o el yuan, o el euro. La nueva moneda que le da valor a las cosas es la educación, aquella que le da mayor oportunidad a los que saben y que frustra a quienes no.

Fuente: Revista de la Marinería Peruana El Grumete, edición N°141/Junio – Julio

Categorías: Blog
Etiquetas:

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *