Formar profesionales con capacidad de adaptación, colaborativos y con valores es el reto de la educación postpandemia

La educación post COVID-19 demanda que los países hagan inversiones que permitan reducir la brecha digital y que los estudiantes puedan acceder al conocimiento desde cualquier lugar con el uso de las nuevas tecnologías, porque la nueva normalidad exigirá nuevas habilidades y nuevos profesionales, con capacidad de adaptación, colaborativos y con valores.

Estas fueron alguna de las conclusiones a las que arribaron expertos educadores de Colombia, Chile, Costa Rica, España, Uruguay y Perú, durante el foro digital “El reto de la innovación en la educación digital”, organizado por la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL) y Junior Achievement.

El evento se desarrolló en cuatro bloques, en los que se analizaron los retos de la educación actual, el uso de la tecnología como dinamizador de la educación, la nueva normalidad postpandemia y la experiencia de organizaciones en su proceso de transformación digital.

El fundador presidente del Grupo Educativo San Ignacio de Loyola (USIL), Raúl Diez Canseco Terry, destacó que antes de la pandemia solo el 19% de los programas se centraba en educación a distancia y 16% utilizaban modalidades híbridas (blended), y que, incluso, en Perú se pensaba que la migración a la educación digital sería en diez años.

La pandemia ha acelerado el proceso de digitalización en tres meses, por lo que es necesario pensar en las nuevas habilidades que necesitarán los estudiantes que estamos formando y las competencias que requieren los docentes para poder educar al joven de esta nueva normalidad, añadió Diez Canseco.

“Los profesores tendrán que convertirse en generadores de contenidos digitales y en gestores de experiencias y dinámicas en clase, para formar a los nuevos profesionales que se enfrentarán a un mundo que será más competitivo, pero más colaborativo y con valores”, enfatizó.

Juan Carlos Mathews, adjunto al rector de la USIL y vicepresidente de la World Trade Center Association Lima, subrayó que la educación ya no solo es transmisión de información, sino que es un espacio donde confluyen el alumno, el docente, la academia y la familia, donde el docente se convierte en un facilitador para que los alumnos adquieran conocimiento y creen nuevo conocimiento.

El superintendente de relaciones públicas de Southern Copper Corporation, Guillermo Vidalón, señaló que los jóvenes están más familiarizados con las nuevas tecnologías, lo cual permite acelerar los procesos de enseñanza; y que en la nueva normalidad los profesores deben aprender a enseñar, a motivar, para que los jóvenes se conviertan en actores de su aprendizaje y del proceso de investigación.

Para Andrés Gaviria Carbajal, Managing partner de Korn Ferry Perú, la nueva normalidad exigirá nuevas habilidades para comunicarse adecuadamente y conectarse en un mundo colaborativo. Las universidades deben capacitar en habilidades blandas, los docentes deben brindar confianza y los padres deben conocer la tecnología para saber qué hacen sus hijos y administrar los contenidos que consumen, indicó.

Francisco Javier Illes, presidente ejecutivo de Zillicon Group, señaló que una característica de los países que han mostrado avances en el campo educativo, como Finlandia, China y Singapur, es que han invertido en tecnología y laboratorios y han motivado el desarrollo de proyectos, trabajo en equipo y creatividad, donde el docente es un maestro-tutor.

Los expositores coincidieron en que una demanda urgente es lograr que el internet llegue a todos por igual, para que los estudiantes tengan las mismas oportunidades de acceder al conocimiento y que los Gobiernos establezcan políticas claras, con metas reales para saber a dónde vamos.

Otro aspecto de coincidencia fue que la pandemia llegó para acelerar el proceso de transformación digital y que esta crisis debe verse como una oportunidad para redireccionar la educación y formar los profesionales que se requerirán en esta nueva normalidad; así como aprovechar las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías para reducir las brechas sociales y educativas, y promover la capacitación constante.

Participaron del foro Leo Martellotto, presidente de Junior Achievement Americas; Andrés Gaviria Carbajal, Managing partner de Korn Ferry Perú; Guillermo Vidalón, superintendente de relaciones públicas de Southern Copper Corporation; Francisco Javier Illes, presidente ejecutivo de Zillicon Group; Lucia Acurio, presidenta de Grupo Edutec; Jesús Alberto Torres, director de Educación de Crambo; Cristian Celedón, experto en educación de la Universidad de Chile; Pablo Marroche, director ejecutivo de DESEM Jóvenes Emprendedores-JA Uruguay; Alonso Mujica, CEO y fundador de Silabuz.com; Randall Pacheco, director ejecutivo de Junior Achievement Costa Rica; Raúl Diez Canseco Terry, fundador presidente del Grupo educativo USIL; Juan Carlos Mathews, Adjunto al rector de la USIL y vicepresidente de la World Trade Center Association Lima, Perú; Martín Santivañez, vicerrector académico de la USIL; Diego Castrillón, subgerente general de la USIL; Cynthia Villar, directora ejecutiva de Junior Achievement Perú.

Etiquetas:

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *