Estado debe cumplir con 40% de compras estatales para MYPES

El Estado debe cumplir con la ley que estipula que el 40% de las compras estatales sean servicios de las mypes, lo que permitiría impulsar su reactivación económica, afectada por el cierre económico que generó la pandemia.

Esta fue una de las conclusiones a las que arribó el foro digital “Mercados para MYPES post COVID-19”, organizado por la Universidad San Ignacio de Loyola, evento en que los expositores demandaron al Gobierno flexibilizar Reactiva Perú para atender las necesidades financieras de las microempresas.

El actual mercado es más exigente y demanda productos de calidad, que no afecten a la salud de los consumidores, por lo que es una buena oportunidad para que el Estado, la academia y las empresas trabajen de manera articulada para generar trabajo con productividad, que aporte al fisco y mejore la calidad de vida de las personas, concluyó el foro.

Para ello, es necesario apoyar la renovación del parque de máquinas, mejorar la actual infraestructura y capacitar a los empresarios para que salgan a competir al mercado nacional e internacional en mejores condiciones.

Sobre este punto, el fundador presidente del Grupo Educativo USIL, Raúl Diez Canseco Terry, destacó que existen cuatro motores para impulsar el crecimiento económico: inversión pública, inversión privada, exportaciones y mercado interno, los que combinados adecuadamente permiten reactivar la economía del país.

Señaló que dos de los principales problemas que enfrentan hoy las mypes son la informalidad y el acceso al crédito. Cifras oficiales señalan que el 75% de las mypes son informales y en su mayoría son empresas de subsistencia. 48% están en informalidad tributaria y 72% en informalidad laboral. Además, de las 2.5 millones de microempresas, apenas el 4% accede al sistema financiero.

Por ello, Diez Canseco propuso un pacto con las mypes, por trabajo, capacitación y mercado, con una alianza estratégica que permita mejorar la relación empresa, academia y Estado para impulsar el comercio hacia la Comunidad Andina, mejorar la asociatividad y representatividad, y reimpulsar la campaña Cómprale al Perú, así como promover la creación de parques industriales, incentivar la educación empresarial, la formalización y la digitalización.

El presidente de la Asociación de Gremios de la Pequeña Empresa del Perú, Julio Pardavé Martínez, informó que incluso antes de la pandemia las mypes ya enfrentaban problemas, por lo que sostuvo que es necesario mover a toda la industria del país y generar valor agregado para hacer que los productos sean más atractivos en el mercado nacional e internacional.

Para hacer más competitivas a las pymes, propuso que el Estado dé normas que permitan ejecutar programas sostenibles para impulsar su desarrollo con innovación, tecnología y digitalización para mejorar sus productos.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Mercados de Abastos del Perú, Carlos Aguilar Contreras, comentó que el 80% de las mypes se dedican al comercio y servicio, y que debido a la pandemia solo el 50% pudo continuar trabajando; mientras que el otro 50% que se dedica a mercadería, como ropa, han extinguido sus ahorros.

Agregó que a esta situación se suman los más de dos millones de despedidos, quienes han visto como opción el comercio, lo que ha ampliado ese sector, pero con mayor informalidad.

Para enfrentar esta situación, dijo que su gremio está trabajando en tres ejes: 1) la implementación de una estrategia con una visión de futuro para ser más competitivos y exitosos en los negocios, 2) la modernización sus locales, porque solo el 10% tiene infraestructura adecuada, 3) la defensa de sus negocios, porque al igual que los médicos, la Policía y las Fuerzas Armadas, han estado en la primera línea para poder abastecer de alimento a las familias.

El presidente de la Cámara de la Industria, Comercio y Artesanía de la Pequeña y Microempresa de Puno, Francisco Paca Pantigoso, destacó que su institución está conformada por más de 2000 microempresa agrupadas en 25 asociaciones, que realizan actividades económicas en 16 sectores, como agricultura, comercio y turismo.

Como región, señaló la necesidad de operativizar las normas a favor de las mypes, en especial para aquellas ubicadas en zonas de frontera, y que el Estado promueva un entorno favorable para su desarrollo y competitividad, así como impulsar la diversificación de la oferta formativa y mejorar las condiciones básicas de la calidad educativa de los centros técnico-productivos y tecnológicos para atender la demanda de las mypes de la región.

Dijo que el 75% de las 350 mil mypes de la región Puno son de escasos recursos económicos, por lo que también se debe impulsar una verdadera descentralización con recursos económicos y humanos especializados para generar una nueva cultura empresarial con honestidad y confianza.

Finalmente, el presidente del gremio de la pequeña empresa de la Cámara de Comercio de Lima, Jorge Ochoa Carmendia, mencionó que a seis meses de declararse el estado de emergencia aún hay sectores que no logran recuperarse, por lo que se han visto obligados a reinventarse, a buscar soluciones nuevas y repensar sus actividades para ser productivos y competitivos.

Puede ver la grabación del Webinar “Mercados para MYPES post COVID-19” aquí:

Categorías: Economía Foros digitales
Etiquetas: