Eficiencia, despacho anticipado y redes ayudarán a recuperar el sector logístico

La facturación anual de las empresas del sector logístico a nivel mundial caerá en un 18%, mientras que en América Latina la caída alcanzaría un 20%. Solo en el periodo marzo-mayo 2020, el transporte terrestre tuvo una disminución del 50%, se afirmó en el  foro digital “Desafío de la logística para el comercio exterior”, organizado por la Universidad San Ignacio de Loyola.

Una encuesta de ADEX, también revelada en el foro, señala que en nuestro país los principales problemas que enfrentan los exportadores son la imposibilidad para atender pedidos pendientes (75%), desabastecimiento de insumos nacionales e internacionales (65.9%), barreras de ingreso en destino (63.6%), y dificultades para obtener medios de transporte (50%).

Raúl Diez Canseco Terry, fundador presidente del Grupo Educativo USIL, destacó que a pesar de los efectos negativos de la pandemia la aceleración del proceso de digitalización permite ampliar los beneficios para los exportadores debido a que disminuye costos, reduce el tiempo en procesos logísticos y administrativos.

Planteó por ello conectarse a redes de suministro de terceros, combinar oferta y servicio, implementar cadenas de suministro secundarias, incorporarse a la transformación digital y adaptarse a la evolución de los clientes.

Al respecto, Rafael Del Campo Quintana, presidente del Comité de Servicios al Comercio Exterior de ADEX, dijo que la crisis por la pandemia nos empuja a arriesgarnos, encontrando nuevas salidas. Puso como ejemplo que ahora el 70% de las importaciones utilizan despacho anticipado, reduciendo tiempos y costos.

De igual forma, explicó la importancia de contratar un seguro para la carga que se transporta, desde los puertos hasta los almacenes de destino.

Carlos Posada Ugaz, director ejecutivo del Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio de Lima, sostuvo  que la logística debe ser considera como una buena inversión, que garantiza que las empresas y el país son buenos competidores en el mercado internacional.

Indicó que el desafío de la logística debe ser parte de una política de Estado, porque existe una competencia feroz en el mercado internacional, pero sin llegar al exceso de regulaciones y protocolos, porque una mala logística puede quitarles la buena reputación a los productos.

Por su parte, Enrique Prado Rey, presidente del Consejo Nacional de Usuarios del Sistema de Distribución Física Internacional de Mercancías (Conudfi), consideró que el desafío de la logística para el comercio exterior es que los transportes terrestre, fluvial, marítimo y aéreo, así como las instituciones del Estado y las empresas privadas vinculadas al sector, sean eficientes.

Categorías: Economía Foros digitales
Etiquetas: