Debaten principales desafíos de desarrollo para el Perú del bicentenario

La Universidad San Ignacio de Loyola inició el ciclo de conferencias Los 10 desafíos de desarrollo para el Perú del bicentenario, el cual tiene como objetivo contribuir en la construcción de una estrategia de desarrollo nacional, enriquecer el debate y avanzar hacia el consenso.

En la primera fecha, un grupo de especialistas abordó el primero foro bicentenario titulado “La reforma de la salud” y coincidieron en la importancia de invertir en la atención primaria de salud, ya que permite una atención preventiva, reduce costos y, a largo plazo, contribuye con el bienestar de la sociedad e incrementa el ingreso económico familiar y del Estado.

Al inaugurar la conferencia, Raúl Diez Canseco Terry, fundador presidente del Grupo Educativo San Ignacio de Loyola, destacó que, con participación de representantes de la sociedad civil, colegios profesionales y organizaciones públicas y privadas, cada semana se abordará un tema diferente a fin de contribuir con el debate y análisis de los principales problemas del país.

Sobre las reformas del sector salud, señaló que el primer cambio es promover una educación en salud para que los ciudadanos aprendan, por ejemplo, la importancia de una buena alimentación; y que la atención primaria de la salud debe ser la base de una nueva política de salud en el país, ya que representa el primer nivel de contacto con los individuos, la familia y la comunidad.

El doctor Ricardo Losno, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la USIL, señaló que la estrategia de crecimiento implica la separación de roles, donde el Minsa cumpla su función rectora, se fomente la competitividad y se impulse la transparencia, en favor del usuario.

Indicó que el enfoque de la salud será responsabilidad de la atención primaria, con una visión preventiva, pero que esté relacionada con la atención especializada. Para ello, señaló que el Estado debe crear y fomentar una infraestructura con características comunes como modelo funcional, con arquitectura amigable, tecnología de vanguardia y respeto al entorno.

El médico Manuel Villarán Iturri señaló que el rol de la medicina debe estar centrado en el paciente y que la gestión en salud debe ser a largo plazo, con un directorio que se enfoque en tres esferas: gobernanza, calidad y sostenibilidad. Además, este directorio debe tener la capacidad de coordinar con otros sectores para resolver problemas transversales, como la calidad de agua, la nutrición, etc.

Alberto Barrenechea Pastor, gerente general en la consultora Decisión, comentó que en Perú la salud se considera un gasto y que en la región Latinoamericana es el país que menos destina en salud per cápita, lo cual conlleva a déficit de personal, camas, etc. Por eso los resultados que hemos tenido en la pandemia, añadió.

Para el doctor José Gotuzzo Herencia, profesor adjunto del Departamento Internacional de Salud de la Universidad Johns Hopkins, es necesario crear una estructura administrativa moderna, mejorar los sistemas de control para evitar la corrupción y lograr objetivos, promover la meritocracia y fortalecer la función rectora del MINSA.

Sostuvo que las universidades son fuente de conocimiento, de ciencia, y deben propiciar la investigación; asimismo, propuso la capacitación en todos los niveles, aprovechar la tecnología para difundir, por ejemplo, la telemedicina, y reforzar el nivel de atención primaria de salud.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *