Raúl Diez Canseco dictó conferencia a escolares emprendedores en Arequipa

http://www.rauldiezcansecoterry.com/wp-content/uploads/2015/08/el-arte-de-emprender-en-arequipa-1050x583.jpg

El Fundador Presidente de la Universidad San Ignacio de Loyola, Raúl Diez Canseco Terry, dictó la conferencia magistral “El arte de emprender”, a más de mil escolares arequipeños que forman parte del programa La Compañía, impulsado por Junior Achievement Perú.

En su disertación, Diez Canseco narró a los estudiantes su trayectoria emprendedora, que lo llevó a fundar hace casi 50 años lo que es hoy la Organización Educativa San Ignacio de Loyola; de igual modo, contó cómo llegó a ser el pionero de las franquicias de alimentos en nuestro país.

“El éxito lo tenemos todos en algún lugar del corazón, pero hay que desarrollar nuestra competencias, no tengan miedo de soñar, pero cuando estén soñando sean consecuentes con sus sueños”, dijo el presidente de la USIL a los jóvenes congregados en el colegio Max Uhle de Arequipa.

el-arte-de-emprender-en-arequipa2

En el encuentro participaron estudiantes de cuarto y quinto de secundaria que, a través del programa La Compañía, tienen el reto formar una empresa, vender un producto o servicio y obtener ganancias, de tal manera que se involucren en todo el proceso emprendedor.

El grupo ganador expondrá su trabajo en el Foro Internacional de Emprendedores (FIE) en Córdoba, Argentina en 2016. En la ceremonia participó también la gobernadora regional de Arequipa, Yamila Osorio.

La compañía es un programa dirigido a alumnos de secundaria, cuyo objetivo es fomentar su espíritu emprendedor mediante experiencias reales en el mundo de los negocios y las empresas. Es organizado por Junior Achievement Perú (JAW Perú), una asociación educativa no lucrativa que tiene como fin impartir a niñas, niños y jóvenes entre 5 y 25 años de edad, una formación emprendedora que les permita alcanzar todo su potencial.

Desde 1996, JAW Perú forma parte de la asociación educativa no lucrativa con mayor experiencia, expansión y crecimiento en el mundo; gracias al gentil patrocinio de la Universidad San Ignacio de Loyola.

Vea aquí el informe del diario Correo