A punto con la tecnología de punta

http://www.rauldiezcansecoterry.com/wp-content/uploads/2015/05/cite-alpaca2-1050x583.jpg

Las actividades turísticas y artesanales son herramientas muy importantes para la reactivación económica del país, ya que fomentan la inversión, generan empleo productivo en zonas de pobreza y extrema pobreza, y fortalecen nuestra identidad.

Para potenciar estos factores de crecimiento, impulsamos en unos casos la expansión de los CITE (Centro de Innovación Tecnológica) existentes y en otros los creamos. El objetivo principal de este Programa fue (y es) incrementar la competitividad y ampliar la diversidad de nuestra oferta exportable artesanal.

Un CITE es un formidable aliado tecnológico de las empresas para generar valor y facilitar un conjunto de servicios como capacitación, diseño, acabados, asistencia técnica, información de punta, mejora de la productividad y control de calidad de insumos y bienes finales.

Durante nuestra gestión en el Mincetur, impulsamos el funcionamiento de los siguientes centros:

CITE Joyería Catacaos-Piura; CITE Turístico Artesanal Sipán- Lambayeque; CITE Camélidos Sudamericanos-Puno; CITE Joyería Koriwasi-Cajamarca; CITE de la Artesanías- Ayacucho; CITE de la Peletería Sicuani-Cusco; CITE de Tejidos Hualhuas- Junín; y, CITE Cerámica Chulucanas.

Pero el buque insignia de nuestra gestión, por su connotación social y acercamiento a la modernidad, lo constituyó el “Programa nacional de aumento de la productividad, competitividad y acceso al mercado de productos textiles hechos con fibras de camélidos, cerámica y productos de cerámica, cuero y joyería, para el crecimiento sostenido e incremento de las exportaciones”.

Este programa, encargado de mejorar las condiciones de producción, técnicas, económicas, comerciales y de marketing dentro de la cadena de valor de la fibra de alpaca y otros camélidos, con especial énfasis en el sector textil, fue respaldado decididamente por la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi), dirigida por el experto argentino Carlos Magariños, contando como contraparte al Ministerio de Comercio Exterior y Turismo del Perú (Mincetur).

raul diez canseco y carlos magaiunos

Con el director general de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi), Carlos Magariños, durante la firma de convenio para impulsar Cite-Huancavelica.

Fue un programa de cooperación técnica no reembolsable por tres millones de dólares, financiado por los países cooperantes de Onudi y que tuvo un plazo de ejecución de tres años.

El Mincetur rindió cuenta a Onudi de su donación de US$ 131.500 para la creación de dos CITE (uno en Huancavelica y el otro en Puno), así como de los gastos efectuados a través de dos Informes detallados y completos.

Por otro lado, el Mincetur inició durante mi gestión, el desarrollo del Proyecto Alpaca Perú, cuyo propósito fue que las comunidades artesanales alpaqueras apliquen ciencia y tecnología en el desarrollo de la alpaca en número y calidad, permitiendo obtener productos altamente competitivos y exportables.

Los beneficiarios del proyecto fueron miles de personas que trabajan en la cadena alpaquera, desde criadores, artesanos agrupados en talleres o individuales, formando pequeñas y medianas empresas de diversos giros, y comerciantes de diversos niveles.

En resumen, considerando el efecto en el desarrollo de la competitividad de nuestro país, el número de este tipo de centros siempre será insuficiente, por lo que debemos recurrir a la cooperación internacional, al canon minero y a la empresa privada para expandirlos.

Tomado de Gestión de Estado. Raúl Diez Canseco Terry, Universidad San Ignacio de Loyola, Lima, 2010.

Lea aquí más del libro Gestión de Estado