Raúl Diez Canseco: “Veo postulando a Barnechea en las elecciones del 2021”

http://www.rauldiezcansecoterry.com/wp-content/uploads/2016/08/raul-diez-canseco.png

Entrevista del Diario La República

En la siguiente entrevista, Raúl Diez Canseco, presidente de la universidad privada San Ignacio de Loyola (que acaba de inaugurar una sede en Miami), explica sus reparos a la ley universitaria. Además, dice esperar que Alfredo Barnechea se anime de nuevo a postular en el 2021 con Acción Popular (AP).

Usted está vinculado con el mundo de la educación a través de la universidad que fundó. ¿Le gustó que Jaime Saavedra sea ratificado como ministro?

Él ha hecho una gestión bastante importante en el gobierno del presidente Humala, pero lo que hay que mejorar son las leyes aprobadas que han traído algunas distorsiones en la promoción, dirección y desarrollo de las instituciones de educación superior, específicamente por la creación de la Sunedu.

¿Qué no le gusta de la Sunedu, exactamente?

Lejos de ser una institución que ayude a mejorar a la educación superior, se ha vuelto la Gestapo. Nos mandan memorándums todos los días, de todo tipo, a pesar de que somos una institución seria.

La Sunedu busca ejercer una supervisión para garantizar la calidad de la enseñanza.

Sí, sí, pero cada universidad tiene su modalidad de enseñanza. Las universidades estamos en competencia para captar a los mejores jóvenes del Perú, y homogeneizar a las universidades, como pretende la ley, es un grave error. Te exigen que los estudios generales se lleven en los dos primeros años, cuando una de las grandes ventajas de universidades como la nuestra era que esos cursos se llevaban a lo largo de la carrera, lo que permitía que el alumno se vinculara con su especialidad desde el inicio. Exigen que el 25% de los profesores sean de tiempo completo…

Para contar con profesores dedicados y mejorar la calidad de la enseñanza.

Pero hay profesores líderes que no pueden dar el tiempo completo y solo pueden dictar por horas…

¿Le ve algo bueno a la Sunedu?

Más cosas malas. Pero yo he conversado con el propio ministro para decirle que no se trata de derogar la ley, sino de mejorarla porque nos tiene paralizados.

La idea es que las universidades peruanas se adecúen a nuevos estándares de calidad, más exigentes. ¿Eso no es positivo? Hay muchas universidades de mala calidad.

¿Y cuántas de esas universidades han cerrado? Ninguna.

Porque tienen un tiempo para adecuarse a la ley, obvio.

¿Y qué han hecho para adecuarse? La Sunedu está más encima de las buenas universidades. ¿Y mientras tanto las otras siguen emitiendo títulos que no valen nada. El acento que se pone en controlar hasta el último detalle a universidades de prestigio debería aplicarse más a las ‘universidades garaje’, de pensiones ínfimas que siguen haciendo publicidad y no están acreditadas en ninguna parte y hacen lo que les da la gana.

¿Detrás de sus críticas no está el hecho de que su universidad, ahora, tendrá que invertir más dinero, en contratar profesores, por ejemplo?

No, el tema no es ese.

¿Entonces cuál es?

Le explico: un decano de Arquitectura necesita ahora un doctorado en Arquitectura. Eso no hay acá. Y traer a un extranjero es un proceso interminable.

Usted dejó la función pública hace ya más de una década y ahora vive inmerso en el mundo privado. ¿Se considera un político aún?

Por supuesto. La política es el arte de crear y sumar. Uno nunca debe negar lo que uno lleva en la sangre.

¿Votó por Alfredo Barnechea en el 2016? Representó a su partido.

Claro que sí. Voté por Barnechea y lo ayudé. Tengo un gran concepto de él. Su gran mérito es haber pasado la valla electoral. Lastimosamente, algunos errores impidieron que su proyección se cayera un poco, pero ha ganado experiencia. Va a ser un actor muy interesante al 2021, siempre y cuando empiece a caminar. Claramente lo veo postulando de nuevo. Yo lo voy a ayudar.

Fuente: página web del Diario La República, página 10, sección Política, sábado 20 de agosto de 2016

Vea aquí la entrevista en la web de La República