Raúl Diez Canseco: “Reunión entre Keiko y PPK es última oportunidad para el Perú”

http://www.rauldiezcansecoterry.com/wp-content/uploads/2017/07/entrevista-raul-diez-canseco-portada.png

Entrevista del Diario Expreso a Raúl Diez Canseco Terry

Don Raúl, ¿qué podemos esperar de la reunión que mañana sostendrá el presidente Pedro Pablo Kuczynski con Keiko Fujimori?

Es la gran oportunidad que finalmente esperaba el país de que se comience a construir sólidamente el puente de la concertación, de la concordia, de los puntos de encuentro, que van a dar al Perú la estabilidad política que afianzará la democracia con miras al Bicentenario. Esta gran oportunidad no se debe desperdiciar de ninguna manera, y es un gesto positivo de Keiko Fujimori porque finalmente fue ella quien convocó, pensando en el Perú y sabiendo que la carta se la dirigía a un Presidente que también está preocupado por el país, porque poco tiempo antes el presidente Kuczynski dijo que era importante encontrar las coincidencias y buscar políticas de Estado para salir adelante. O sea, se presenta una coyuntura propicia para evitar que fracase la gobernabilidad, porque si cae el Gobierno pierde el país y vamos a lamentar la pérdida de la democracia, pues acecharán el poder los antisistema que deben estar frotándose las manos.

-¿Por qué debemos asumir que el diálogo de mañana en Palacio es la última oportunidad para preservar la democracia?

Esta es la última oportunidad que tiene la democracia peruana para fortalecerse. Necesitamos que este Gobierno termine bien su gestión, porque además nadie puede decir que Pedro Pablo Kuczynski esté trabajando para su reelección. Su agenda de vida no lo permite, no hay eso. Es la primera vez que no hay ese afán. Entonces, hay que entender que ese hombre está decidido a dar su vida como presidente. Entonces, ayudémosle, si ya no piensa buscar ninguna reelección. Además Keiko Fujimori es una persona joven y tiene la gran responsabilidad de lograr la concordia nacional a través del acuerdo político con el Presidente.

-¿Qué considera debe hacerse para reactivar la economía del país, que está paralizada por la falta de confianza para la inversión ante tanta división política?

Lo importante es que todos los peruanos debemos tener en cuenta que situaciones anómalas como el Niño costero y el tema Odebrecht afectaron a un gobierno democrático que acababa de ser elegido, y cualquier otro gobierno elegido se hubiera encontrado con estas dos situaciones de extrema gravedad. Son temas sumamente delicados, porque póngase a pensar que la obra pública más importante del país se ha paralizado por la corrupción de Odebrecht, pues más del 60 % de la infraestructura nacional está en manos de esta empresa brasileña, porque había ganado casi todas las licitaciones. Y el otro tema grave fue el Niño costero. Yo conocí el fenómeno El Niño en 1983 cuando el PBI cayó a menos 13 %. Es decir, fue una catástrofe nacional, porque además sumado a eso tuvimos el fenómeno de la sequía en el sur, cosa que no hubo ahora, pero sí hemos tenido el tema de las lluvias que tocó la capital.

-¿El Niño costero y la megacorrupción de Odebrecht deben ser una preocupación constante en el presidente Kuczynski?

Es importante analizar el tema del aeropuerto de Chinchero en el Cusco, que se trató de una licitación pública hecha en el gobierno de Ollanta Humala, no del actual. Y creo que la preocupación del presidente Kuczynski estribaba en echar a andar el país, tener una decisión clara para afuera de que el Perú caminase y trató de desentramparlo y, ciertamente, fue muy mal interpretado, pero eso trajo como consecuencia la renuncia del brazo derecho de un gobierno que siempre es el ministro de Economía [Alfredo Thorne]. Nos olvidamos de que quien hizo el plan de gobierno y que fue jefe del ese plan de gobierno era Alfredo Thorne, un hombre de trayectoria impecable, un peruano destacado en el exterior y que se ha visto involucrado en una serie de situaciones y en algo que yo hasta ahora no puedo entender. ¿Cómo es posible que en el Perú no haya una investigación seria en el tema de las grabaciones? Eso es gravísimo. Tan grave es que puedas grabar una conversación privada como violentar la privacidad e intimidad personal. Hay que ver que esas grabaciones no fueron hechas en un restaurante, en la casa de un amigo, en una relación clandestina, fueron hechas en el mismo Ministerio de Economía y Finanzas. Yo me pregunto: ¿quiénes estarían involucrados en esa grave falta? Si hasta se denunció a un canal de TV por un tema relativo en el gobierno anterior por sacar a luz temas de Estado y hasta los periodistas fueron denunciados por traición a la patria. ¿Por qué nadie investiga quién hizo las grabaciones?

-¿Quiénes deberían investigar esta grave falta de atentar contra la reserva de Estado?

Tiene que ver la Procuraduría de la Nación, la Fiscalía, y por supuesto el Poder Judicial. Acá debería de haber una denuncia de hecho y de derecho para investigar hasta las últimas consecuencias esta grave falta.

-Más allá de esto, ¿cuál es el rol del Gobierno y de los peruanos con miras al Bicentenario?

Aquí tenemos que sacar al país adelante, y lo más importante es que estos dos años venideros son claves para la economía, donde deberíamos tener el encuentro nacional más profundo y determinante para saber cuáles son las políticas de Estado a seguir, cuáles serían los resultados y qué inversión vamos a priorizar. Saber cuáles son las herramientas que tenemos que utilizar con el consenso de la oposición o mayoría parlamentaria. En este momento los que no creen en la democracia deben estar frotándose las manos, de ver cómo se nos cae el Gobierno. El presidente [de España] José María Aznar, en una conferencia, dijo que el Perú sigue siendo una esperanza en el mundo y particularmente en América Latina, porque a pesar de todo lo que sucede sigue creciendo, pero advierte al decir ‘cuidado, no abusen del éxito peruano que es consecuencia de políticas de Estado sostenidas en el tiempo, porque la reapertura de la economía peruana viene desde Fujimori para atrás’. Porque hay que ser conscientes de que el cambio de modelo económico lo sugiere en campaña Vargas Llosa, que lo sataniza en campaña pero aplica Fujimori atrayendo la inversión extranjera, cosa que han seguido los siguientes gobiernos, en los que a pesar de yerros se mantuvo el modelo.

-¿Cuál debe ser el perfil de un ministro o de un alto funcionario de Estado?

Lo que pasa es que necesitamos ministros que promuevan el desarrollo del país. No solamente trabajando en función de la caja fiscal, sino que sean verdaderos operadores políticos. No solo necesitamos técnicos sino gente que prevea los conflictos sociales. Yo acabo de venir de España y en Alcalá conocí un centro de investigación donde me mostraron cómo se pueden recuperar los suelos, mientras yo hablaba de la minería ilegal de Madre de Dios, donde va a ir el Papa Francisco. La minería de lejos es la gran esperanza del país, porque el 60 % de nuestras exportaciones siguen siendo mineras. Si le quitamos la minería al Perú se vuelve un país sin recursos de crecimiento. Ahora, si no buscamos la fórmula ganadora y que los proyectos mineros beneficien a las comunidades, si no revertimos la falta de agua potable y luz en las comunidades alejadas, no avanzamos.

-¿Considera usted que la división de los peruanos se percibe desde la confrontación entre Poder Legislativo y el Ejecutivo?

Necesitamos un entendimiento nacional. El país no puede avanzar si no hay entendimiento. Si no hay un afán de trabajar en equipo no veremos ninguna posibilidad de que el Perú pueda llegar al Bicentenario con un crecimiento sólido, si en estos dos años que vienen no hay un entendimiento y no hay una concertación, ni un afán de hacer un paréntesis en la vida política, y decir qué cosa es lo que el Perú necesita primero, no vamos a reactivar el país.

-¿Cuál cree usted que es el factor por el que este Gabinete viene siendo cuestionado?

Este Gabinete en su comienzo fue aprobado con la mayor cantidad de votos que yo recuerde de cualquier otro gabinete. Lo que pasa es que no ha habido acuerdo político, y el acuerdo político debe tener voluntad política. Si yo me pongo de acuerdo en algo contigo, no puedo salir al día siguiente a petardear ese acuerdo. Recuerdo que venía el presidente [George] Bush de Estados Unidos y teníamos un atentado en el consulado americano. Había una huelga de [Mario] Huamán y los sindicatos. Yo estaba encargado como vicepresidente de la República y los llamé a todos a Palacio, junté a partidos políticos, sindicatos y empresarios, y les dije que si no venía el presidente de Estados Unidos a Lima no íbamos a tener un Tratado de Libre Comercio que ayude a nuestra economía. Logramos suspender las huelgas, vino el presidente Bush y se firmó el TLC y el resultado fue extraordinario para el Perú. No necesitamos que ocurra un terremoto para poner de pie al Perú, para eso es la concertación, la concordancia.

Confianza para inversionistas

-¿Qué considera usted debe hacer PPK para generar la confianza que esperan los inversionistas que no quieren invertir por la zozobra política?

Tras el dialogo, mañana, luego de las 4 de la tarde, salir a las puertas de Palacio de Gobierno con Keiko Fujimori y decir al país ‘esta es la agenda de trabajo que hemos acordado seguir en adelante. Vamos a trabajar concertadamente Gobierno y oposición’. Eso le devolvería la esperanza al país. No hay manera de atraer inversiones en un país dividido o enfrentado porque se pierde la confianza. La estabilidad que necesita el Perú hoy es política. No hay manera de hacer crecer a un país si no tiene futuro político, y lo que tiene que hacer Keiko Fujimori, que tuvo una votación altísima, es devolverle al Perú la esperanza de creer en ella. ¿Cuál ha sido el mensaje del Perú en las elecciones? La diferencia entre PPK y Keiko solo fue de 22 mil votos. El elector quiere equilibrio de poder, quiere que ambos trabajen juntos. Una frase que tuvo el presidente [Fernando] Belaunde en la campaña del 80, cuando en otros canales sus adversarios lo atacaban furibundamente antes de que se cerrara la campaña, fue “Dios ilumine al pueblo peruano”. Quisiera repetir lo mismo diciendo que Dios ilumine a las mentes de Keiko y PPK, que son los únicos que le pueden devolver la sonrisa a este país.

NUEVA DIRIGENCIA

Raúl Diez Canseco dice estar feliz con la elección de Edmundo del Águila como secretario general de Acción Popular, pues “es hijo de Edmundo del Águila Morote, quien fuera uno de los hombres que más trabajó con Fernando Belaunde Terry en la selva”.

Fuente: Diario Expreso, 10 de julio de 2017, sección Portada, páginas 2 y 3

Ver entrevista en la web de Expreso

Ver versión impresa de la entrevista




Aquí hay 1 comentario

Agrega el tuyo
  1. Fanny Hurtado Espejo de Arancivia

    FELICITACIONES RAUL DIEZ CANSECO, SIEMPRE PENSANDO Y QUERIENDO LO MEJOR PARA EL PERU. HOMBRES EMPRENDEDORES Y MUY EJECUTIVOS COMO TU NECESITA NUESTRO QUERIDO PAIS. MUY CIERTO LO QUE DICES. ADELANTE!!


Los comentarios están cerrados.