Por una educación global, emprendedora y medioambiental

http://www.rauldiezcansecoterry.com/wp-content/uploads/2016/07/raul-diez-canseco-revista-cosas.png

Entrevista de la revista Cosas

Más de cincuenta años de experiencia emprendiendo en diversos sectores le dan a Raúl Diez Canseco Terry la autoridad para hablar de cómo ha cambiado el mundo y cómo esto afecta a las generaciones más jóvenes. Desde su despacho en la Universidad San Ignacio de Loyola, es testigo de primera mano del impacto de las nuevas tecnologías, los nuevos modos de comunicación y la creciente competencia global en la educación.

En esta entrevista, ofrece sus puntos de vista acerca de hacia dónde deben apuntar las instituciones educativas para estar a tono con los tiempos y brindar a los estudiantes una formación que los convierta en profesionales competitivos.

Si hay una actividad humana en la que la globalización y la tecnología han impactado de modo notorio, es la educación ¿Cuáles son los retos que las instituciones educativas enfrentan para adaptarse a las nuevas tendencias?

Nosotros descansamos sobre cuatro pilares estratégicos: globalización, emprendimiento, investigación y desarrollo y responsabilidad social. El primero es que vivimos en un mundo global. La competencia en las profesiones y la educación también se ha globalizado y el alumno que estudia en la USIL sabe que tendrá que competir con profesionales de México, Colombia y Chile, además de los peruanos. Tampoco podemos soslayar la crisis que han vivido países como España, las cuales han motivado a que muchos profesionales extranjeros emigren a Perú. La globalización está acelerando la competencia de una manera importante.

¿Y cómo se traduce eso en las mallas curriculares y las carreras que imparten actualmente?

El en caso de la USIL, los cuatro pilares están reflejados en todas nuestras carreras. Aquí no se educa a los profesionales para que se conformen con encontrar un buen trabajo al culminar sus estudios. Ellos podrán acceder a buenas plazas, pero el autoempleo y la formación de su propio eje de desarrollo son herramientas e instrumentos que también van a tener que salir de la universidad.

¿Cómo va a cambiar la educación ahora que están en boga los cursos online?

Definitivamente simpatizo con la educación online y ese es uno de los grandes vacíos de la nueva legislación en el Perú, porque le da la espalda al desarrollo de la enseñanza virtual. Es la única forma de llevar educación de calidad a las provincias y a los lugares más alejados. En segundo término, si no hacemos algo, vamos a tener gran presencia online de universidades de prestigio estadounidenses, mientras que a las peruanas no se les permite. La ley establece que no puedes tener ningún programa con más del 50% de educación virtual, y eso es un tremendo error. Hoy en día la educación más moderna es por internet. Uno no tiene veinte premios Nobel ¿Cómo compartes a esos catedráticos maravillosos? No hay otra manera. Además, cada vez la educación  virtual será más amigable y sencilla. El Perú no puede ser ajeno a esa tendencia.

¿Cuál es su balance de la ley universitaria?

Creo que tiene más cosas positivas que negativas. Era importante darla de todas maneras. Pero ahora hay que enriquecerla ¿Por qué la USIL no puede ir a Arequipa? Que me digan cuáles son las condiciones para ir, pero no pongan un tapón, porque en el interior hay muchas universidades de muy mala calidad y ni siquiera tienen competencia.

Fuente: Cosas / Educación Nº 19 / Pág. 22-24 / 02-07-2016

Lea la entrevista completa aquí