¡Hasta siempre, Presidente!

http://www.rauldiezcansecoterry.com/wp-content/uploads/2015/06/Fernando-Belaunde-Terry-1-1050x583.jpg

Por Raúl Diez Canseco Terry*

Hoy el dolor embarga mi alma por la ausencia de quien marcó mi vida en la política: Fernando Belaunde Terry. Fue él mi presidente, mi líder, mi tío y mi amigo.

Un hombre que me enseñó con cada acto de su vida, a encontrar la grandeza en los humildes, a valorar el cariño y la esperanza de los más pobres, a mirar de frente y a los ojos descubriendo con ello la belleza del Perú profundo. Me llevó de la mano por los caminos de la patria y me bendijo cuando comenzaba la campaña que me llevó a ser vicepresidente del Perú.

Ya no está con nosotros aquel estadista y gobernante que se proyectó con visión de futuro en épocas de grandes desafíos y que cuando aún no había ni internet, ni sistema de comunicaciones sofisticado, predicaba la integración de América Latina, reto que todavía prevalece. Hoy que ya no está con nosotros, comienza la leyenda de un patriarca; un hombre bueno que fue perseguido y no persiguió; que fue deportado y no deportó; que hizo de los últimos, los primeros; de los desposeídos, propietarios; y de las carreteras, las cucharas que llevan el alimento a la boca de los pueblos.

Fernando-Belaunde-Terry-2

Fue un hombre justo y honesto, bueno y honrado que vivió cerca del pueblo y que nunca dejó que obra pública llevase su nombre y, a través del sistema de trabajo comunal –Cooperación Popular- puso al pueblo como actor de su propio desarrollo.

Por ello, en la lejana serranía andina, en la selva amazónica aún resuena esa frase: “El pueblo o hizo”. Hombre modesto que nunca habló en primera persona, siempre pensó que sus logros eran resultado de la generosidad del pueblo y del obrar de Dios.

Se ha marchado para siempre un grande de la política peruana, un ciudadano ejemplar, de honradez comprobada. Ya no está con nosotros la figura señera que trajinó junto al bullicio nacional, tampoco su garboso y elocuente verbo que hipnotizaba a las masas haciéndolas vibrar.

Es que Belaunde será recordado por su personalidad cautivante y sólidos principios. Nació para ser líder, creció para orientar al pueblo y se desarrolló para conducir un país que hasta comienzos de la década del 60 se gobernó con una visión centralista y vertical de la política nacional, alejada de la realidad social y dramática que era el Perú profundo.

Desde estas páginas, donde escribí muchas veces, debo confesar que sentiré su ausencia. Hoy, cuando la pesadumbre y la tristeza me rodean, le pido a Dios que me dé esas fuerzas, fe y esperanza que Belaunde transmitió en cada acto de su vida. ¡Adiós, presidente, hasta siempre, adelante!

(*)Tomado de El Fernando Belaunde que conocí, Raúl Diez Canseco Terry. Lima, 2008.

También puede leer:

El adiós de un político honesto

Fernando-Belaunde-Terry-3



Aquí hay 1 comentario

Agrega el tuyo
  1. ANTONIO ROBERTO VEGA ASTOCAZA

    “HOY:–04–Junio–2015–___”ESPIRITUALMENTE trotamundo.a.v.a@hotmail.com____!!!HONOR Y GLORIA___FERNANDO BELAUNDE TERRY___HONOR Y GLORIA!!!___!!!EN CÓSMICO CELESTIAL SU ESTAR ESPIRITUAL A PERPETUA AMOR Y PAZ!!!___!!!FLORES LETANIA POESIA Y CANTO EN SU TUMBA TERRENAL!!!____”Con integro fraternal afecto el presente VÍDEOARTEmanuscrito; yo el IGNOTO PEREGRINO TROVADOR taciturno solidario LIBRE PENSADOR sin filiación POLÍTICA ni RELIGIOSA, dedica a todo familiar, correligionario, seguidor, del inclito probo otrora presidente don FERNANDO BELAUNDE TERRY._______________”ATTE: trotamundo.a.v.a@hotmail.com____(((“POS DATA: Si algún familiar u seguidor de don FERNANDO BELAUNDE TERRY desea el presente MANUSCRITO, presto estoy a sacar fotocopia y han de tenerló como grato recuerdo)))………………https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=lG0FXiORZUc


Los comentarios están cerrados.