Emprendimiento social

http://www.rauldiezcansecoterry.com/wp-content/uploads/2015/06/emporendimiento-social1-1050x583.jpg

Generalmente, el término “emprendimiento” está vinculado a los negocios, al campo empresarial, al emprendedor que activa un plan específico para crear su propia empresa y generar riqueza.

Sin embargo, las cualidades propias de un emprendedor empresario, el espíritu guerrero y su impulso hacedor, entre otras virtudes y cualidades, también pertenecen a un emprendedor social.

Un buen emprendedor social acomete con decisión un proyecto de interés colectivo para ayudar a los demás y mejorar el nivel de vida de las personas de su entorno.

En el emprendimiento social, las formas de apoyo no son convencionales, son fórmulas que evitan burocracias y apelan a la creatividad y a la participación decisiva de la gente, activando su único patrimonio: la motivación y las ganas de salir de la pobreza.

El caso del Banco Grameen, fundado en 1976 en Bangladés, Asia, por Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz (2006), es un ejemplo de emprendimiento social. Su función básica es la concesión de créditos de menor cuantía, pequeños préstamos que hacen posible la práctica de micronegocios que, admitidos en el mercado por su rentabilidad, ayudan a mitigar la pobreza de las personas involucradas.

Ser solidario significa pues, muchas cosas y uno puede serlo mediante múltiples formas: los Estados cuando practican los principios de igualdad y justicia; lo Gobiernos al implementar políticas que ayudan a personas de escasos recursos; las empresas cuando asumen enfoques de compromiso social; y las personas cuando emprenden proyectos sociales que no buscan el lucro como fin, sino como medio. Como medio para ayudar.

En otro trabajo editorial, comenté sobre el papel de la sociedad civil en cuanto al valor solidaridad y la actitud de las personas frente a situaciones que merecen respaldo solidario. Reza el dicho: “nadie es tan rico que no tenga nada que recibir ni tan pobre que no tenga nada que dar”.

Así, aparecen las redes de voluntarios que buscan cumplir una función social con ganas de servir a la comunidad. Se trata de emprendimientos sociales con enfoque productivo. El voluntariado es una de las piedras angulares para el desarrollo de los pueblos.

Raúl Diez Canseco Terry. El arte de emprender, segunda edición, Universidad San Ignacio de Loyola. Lima, 2013.

Vea aquí más artículos de El arte de emprender

Descargue aquí la versión en pdf del libro El arte de emprender