El esfuerzo de la inversión privada por la educación del Perú

http://www.rauldiezcansecoterry.com/wp-content/uploads/2015/01/portada-1050x583.jpg

No cabe duda que la educación es el motor que llevará a nuestro país por el rumbo del desarrollo. En ese sentido, es loable el esfuerzo que viene realizando el gobierno con programas como Beca 18, del cual USIL forma parte, que permiten que muchos jóvenes de extrema pobreza de los lugares más apartados del país, puedan cumplir sus sueños de estudiar en una universidad de prestigio y sacar adelante a sus familias.

De igual manera, consideramos que también es muy importante el esfuerzo de la empresa privada por transformar la educación de nuestro país con innovadoras propuestas en todos los niveles, desde la educación inicial hasta la superior.

Con mucho gusto, comparto este informe de la revista Cosas Hombre, titulado “La comunidad de la tiza. Empresarios por la educación”, en donde dan cuenta de cómo la inversión privada seria ha emprendido una revolución en el sistema educativo del país.

LA COMUNIDAD DE LA TIZA. EMPRESARIOS POR LA EDUCACIÓN

interna

El 2015 ha sido elegido por el gobierno como el año del fortalecimiento educativo. Hoy, mientras que el ejecutivo pone en marcha su propia reforma, desde hace algunos años, un grupo de empresarios ha emprendido una revolución en la educación inicial, primaria, secundaria y superior que podría, en poco tiempo, cambiar el rostro de uno de los sectores más abandonados por el Estado como por la inversión privada seria. Emprendedores y líderes de los principales grupos económicos se han convertido, a la fecha, en los grandes transformadores de la educación peruana.

Raúl Diez Canseco Terry

  • Colegio San Ignacio de Recalde (1985)
  • Universidad San Ignacio de Loyola (1996)

Hace una década, desde que la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL) firmó una alianza estratégica con la Corporación Walt Disney World, que permitiría que sus egresados realizaran prácticas en los más de 50 hoteles de propiedad de Disney en Orlando, Raúl Diez Canseco pensó que existía una oportunidad de llevar a la USIL a las grandes ligas de la educación global.

Hoy, nueve años después, tras cumplir con todos los requisitos de uno de los marcos normativos más exigentes del mundo para abrir universidades, Diez Canseco se ha convertido en el primer peruano que ha pasado por la experiencia de abrir el primer centro educativo superior del Perú en Estados Unidos, San Ignacio College, pronto universidad, ubicado en Florida.

Ahora, a través de un convenio con la Beijing International Studies University (BISU), el college va a poder capacitar a alumnos en inglés y en español, con clases impartidas entre El Doral y Lima.

A través de otro convenio con el Institut Paul Bocuse, uno de los más prestigiosos en gastronomía y hotelería del planeta, los alumnos podrán especializase no solo en Estados Unidos o Lima, sino en Francia.

Con la maestría a la que está por acceder el college, podrán capacitar en su campus de Florida a alumnos de la University of North Alabama para que se especialicen en nutrición y salud. En dos o tres años, Diez Canseco cree que podría haber un segundo college en el mismo Orlando, al pie del parque de diversiones. Después de eso, en el mediano plazo, Diez Canseco ve con interés abrir otras sedes del campus en Nueva York, Nueva Jersey y California, donde los estudiantes peruanos podrán especializarse en diferentes ramas del turismo y la hotelería.

Nada mal para un empresario que empezó con una pequeña academia de preparación universitaria durante la adolescencia y que posee, a la fecha, una de las instituciones más prestigiosas en educación superior del país.

Texto e imágenes: Revista Cosas Hombre, sección Educación, páginas 21 a 25, enero 2015.

Lea aquí el informe completo de la revista Cosas Hombre